Los pueblos serranos de esta conocida comarca de Ávila tienen a menudo un aire pintoresco, con sus construcciones de gruesos muros de piedra como podemos apreciar en el atractivo conjunto turístico que forma Hoyos del Espino y Navarredonda de Gredos, situados en el corazón de Gredos y magníficos puntos de partida hacia la Sierra (Plataforma, Circo de Gredos y la Laguna Grande o el paradisiaco Puente del Duque) y acogedora posada en la que se agrupa una amplia oferta de casas rurales, hoteles, hostales y mesas bien surtidas. Desde allí el río Tormes nos lleva hacia Navacepeda de Tormes y el 'Pozo de las Paredes' capricho de la naturaleza. Unas aguas e impresionantes vistas donde mirar y vivir la Sierra. El bonito pueblo de Navalperal de Tormes es otro de los puntos de partida para las excursiones de montaña y la práctica del esquí de travesía. En lo alto van quedando hermosas poblaciones como Ortigosa, Zapardiel de la Ribera, Navasequilla y al final aparece El Barco de Ávila, una de las más nobles y francas puertas de Gredos. El caminante puede rodear la población siguiendo los restos de la muralla, ver el magnífico exterior del Castillo de Valdecorneja (siglo XV), la iglesia mayor de porte catedralicio, la plaza porticada y cruzar el río por un soberbio puente medieval. Además, el callejero de El Barco de Ávila esconde casas, fachadas y balconadas que merecen ser descubiertas tranquilamente a la vez que sus tascas y mesones. Dentro de la gastronomía hay que destacar las Judías del Barco de Ávila, truchas del Tormes, carnes rojas de ganado Avileño, todo tipo de legumbres y hortalizas, manzanas reinetas y dulces típicos del lugar. Tanto en Barco de Ávila como en los acogedores pueblos cercanos. Desde Bohoyo al Aravalle o desde Becedas a Navalguijo la naturaleza y la gastronomía siguen siendo las mismas.

Aliseda de Tormes
La Aliseda es un pequeño grupo de casas encajados entre el río del cual obtiene su apellido y la carretera que bordea la Sierra de Gredos por su cara norte en su camino hacia Barco de Ávila si se acompaña el río en su descenso, o hacia Navarredonda de Gredos y Hoyos del Espino si buscamos adentrarnos en la zona más alta de Gredos. A 12 km de El Barco de Ávila, el núcleo urbano pertenece al municipio de Santiago de Tormes. En su interior se localiza una bonita iglesia con una torre almenada. En su camino a la sierra se encuentra un antiguo y robusto puente de piedra. La principal fuente de recursos sale de la ganadería, y del turismo rural, el cual atrae gran cantidad de visitantes en época veraniega.

Santiago de Tormes
Santiago es un municipio del Alto Tormes. Situado entre la Sierra de Villafranca o Sierra de Castillejos y la vertiente norte de la sierra de Gredos. Atravesado por el río Tormes, el municipio lo constituyen varias poblaciones de esta zona de Ávila. La Lastra del Cano, Lastrilla, Aliseda de Tormes, Horcajo de la Ribera, Cardedal, y Navasequilla.

Zapardiel de la Ribera
En lo alto de una ladera sobre el río Tormes y apenas a un par de kilómetros de la carretera que conduce por un lado a Hoyos del Espino y por el otro a El Barco de Ávila, Zapardiel de la Ribera es uno de los pueblos serranos que mejor conservan las tradiciones de esta comarca de Ávila. Entre sus núcleo de casas aún quedan numerosos restos de la arquitectura rural típica de la ladera norte de Gredos. Destaca la iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Asunción, la patrona. Las vistas desde este punto de la sierra de Gredos son impresionantes. El término municipal está dedicado al aprovechamiento de sus pastos y, en menor medida, a la madera.

Navalperal de Tormes
Este municipio regado por el río Tormes, está situado entre la vertiente sur de la Sierra de Villafranca y la vertiente norte de la Sierra de Gredos. Atravesado por la carretera C-500 que conduce a Hoyos del Espino, Navalperal está también comunicado con Piedrahita por la carretera del Puerto de Peña Negra, a la cual se accede a tan solo 4 km en dirección a El Barco de Ávila. Esta carretera no resulta muy recomendable, siendo peligrosa en invierno por las heladas y la nieve, aunque por supuesto, el paisaje que se disfruta durante este trayecto es abrumador. Desde Navalperal se puede acceder también al Circo de Gredos y de manera casi exclusiva a Cinco Lagunas por la garganta del Pinar, siendo esta la ruta las más habitual para esta ascensión. En los últimos años se viene registrando en esta localidad un creciente aumento de excursionistas y montañeros que acuden a esta zona de Ávila con la sana intención de disfrutar del entorno y la multitud de actividades que este paraje de Gredos nos ofrece.

Navacepeda de Tormes
Navacepeda es la capital del municipio de San Juan de Gredos, acompañado por el núcleo de casas de San Bartolomé de Tormes y La Herguijuela. Según se cree, Navacepeda es la población más antigua de toda la zona del Alto Gredos. Como curiosidad, es muy conocida en la comarca una mano de un oso pardo clavada en el pórtico de la iglesia que data de aproximádamente cuatrocientos años. Situada entre Hoyos del Espino y Navalperal, Navacepeda es un pueblo lleno de accesos a lugares de gran atractivo para el turismo rural desde el que poder realizar gran variedad de actividades. Entre ellos, podemos encontrar en este mismo punto del río Tormes un paraje especialmente singular. Se trata del Pozo o Charco de las Paredes, uno de los más apreciados rincones de Gredos para los amantes del turismo rural que buscan una zona de baño a donde acudir a refrescarse en los meses de verano.

Hoyos del Espino
Este es uno de los pueblos más visitados de la sierra de Gredos y de toda la provincia de Ávila, dado que desde él se accede directamente a la Plataforma que conduce al Circo de Gredos. Este hecho hace de Hoyos del Espino un punto de especial referencia para el turismo rural en Gredos.
Hoyos del Espino es un núcleo de casas construido a ambos lados de la C-500 (a 68 kilómetros de Ávila). Conserva un casco viejo en el que predominan las típicas casas rurales bajas de piedra, con pequeñas ventanas y tejados de teja. Todavía pueden verse carros de bueyes en sus corrales, algunos de ellos en uso. Sin embargo la imagen general que ofrece Hoyos del Espino, resulta desde hace algunos años mucho más moderna, dada la proliferación de chalets, alojamientos rurales y hostales dedicados al turismo rural. También abundan especialmente los establecimientos destinados a las rutas a caballo por Gredos. En sus inmediaciones es posible disfrutar de una piscina natural y distintos puntos de río habilitados como zonas de baño. Junto al pueblo, en una loma, una ermita acoge a la Virgen del Espino, muy venerada en la localidad.

La Aliseda de Tormes
Este conjunto de casas situadas sobre el río Tormes se encuentra al borde de la carretera que acompaña la ladera norte de la sierra de Gredos, a 12 Kilómetros de El Barco de Ávila. Junto al río y entre montañas, la Aliseda resulta un paraje ideal para iniciar todo tipo de actividades relacionadas con el deporte y la contemplación de la naturaleza.

Bohoyo
Situado junto al cauce del río Tormes y al final de la garganta del mismo nombre, Bohoyo es uno de los pueblos más tranquilos y pintorescos de la denominada Ribera del Tormes.
Se comunica con la capital de la comarca, El Barco de Ávila, por la C-500, de la que está separado por apenas diez kilómetros.
El pueblo conserva numerosas edificaciones tradicionales muy propias de la sierra de Gredos, si bien ya han hecho mella en su conjunto arquitectónico las modernas construcciones a base de ladrillo, bloques y otros elementos ajenos a la fisonomía serra­na. Destaca, en cualquier caso, la iglesia parroquial de La Asunción. La economía del lugar se basa fundamental­mente en las actividades ganaderas.

Aldeanueva de Santa Cruz
Pequeña localidad que se encuentra situada al norte del macizo de Gredos entre los Valles de Tormes y de Corneja, a 9 km de El Barco de Ávila y a 16 km de Piedrahíta. Contiene un convento de religiosas de la orden de Sto. Domingo, con el título de Sta. Cruz de Aldeanueva, fundado por los años 1480 en concepto de colegio de niños por una joven de los Paniaguas de Ávila. Este pueblo se llama también Aldeanueva del Barco.

Avellaneda
Situado entre La Lastra del Cano, Aldeanueva de Santa Cruz, la Aldehuela y Navalmuñana. La Avellaneda es un pequeño pueblo al norte de Gredos donde tan solo viven unos treinta habitantes, y que cuenta con un particular suceso en su pasado. Según se cree un antiguo párroco de este municipio escribió la segunda parte apócrifa del afamado libro de Cervantes “El Quijote”, creencia por la cual está localidad de Ávila fue también conocida como el Quijote de Avellaneda, aunque realmente no existe ninguna fuente especialmente aclaratoria al respecto.

La Aldehuela
Situado entre las localidades de El Barco de Ávila y Piedrahita. Cuenta con otras entidades de población que son Los Molinos, Las Navas, El Rehoyo, Las Solanillas y Las Solanas del Carrascal. Entre los acontecimientos históricos de este interesante municipio de Ávila conviene destacar que fue el lugar que alumbró al Gran Prior de Castilla Fernando de Toledo en 1527. Fernando de Toledo fue hijo bastardo del III duque de Alba Fernando Álvarez de Toledo quien tuvo encuentros amorosos con una molinera de la zona. Este suceso fue posteriormente relatado por Lope de Vega en una de sus comedias "Más mal hay en La Aldegüela de lo que suena".

La Horcajada
Junto con El Barco de Ávila y Piedrahíta, esta conocida localidad es una de las de mayor importancia para el Valle del Tormes. A unos 75 kilómetros de la ciudad de Ávila está situada al norte de Gredos, comprendida en el triángulo entre las poblaciones de El Barco de Ávila, Piedrahíta y la provincia de Salamanca. Entorno conocido desde hace siglos con el nombre de "Valdecorneja", como el Cancionero de Baeza relata desde 1445.
Muchos son los datos que hablan de la historia de este municipio de Ávila. Ya desde la prehistoria según restos arqueológicos encontrados, se puede asegurar la presencia de los primeros vetones, la posterior ocupación del imperio romano, de los visigodos, e incluso del paso de los árabes por esta zona de Ávila.

El Losar
Municipio de Ávila cercano al límite provincial de Salamanca y a tan solo 4km de la localidad de El Barco de Ávila. Antiguamente, en el actual emplazamiento del pueblo estaban los corrales del ganado, y las casas estaban situadas monte arriba, en La Casteja. Para guardar el ganado del ataque de los lobos se trasladaron a la zona de los corrales actual Losar. En la periferia del pueblo se pueden observar restos de una antigua mina donde todavia pueden encontrarse microcristales de blenda, hemimorgita, germanita, calcita, o greenockita.

Junciana
Este pueblo perteneciente al partido judicial de Piedrahíta está situado al oeste de Ávila, limitando a su vez con la provincia de Salamanca. Perteneciente al partido judicial de Piedrahíta, Junciana está contemplado como una de las áreas con indicación geográfica protegida de la carne de Ávila y de las famosas Judías del Barco de Ávila.

Tormellas
Esta pequeño nucleo de casas está situado al suroeste de la provincia de Ávila, dentro de el territorio designado como Parque Regional de Gredos. Entre el río Tormes y las gargantas de la sierra. Su economía está basada en la agricultura y la ganadería. Los primeros pobladores fueron los vettones, los cartagineses. Formó parte del señorío de Valdecorneja, hasta 1833 formó parte de Salamanca.

Becedas
Se encuentra situado en las estribaciones del Macizo Occidental de Gredos. Su núcleo urbano está levantado junto a la carretera C-500, con acceso desde El Barco de Ávila en dirección a Béjar, la economía de sus gentes se basa en la ganadería. Completan el panorama laboral los productos hortícolas y los aprovechamientos forestales.
Perteneció a la tierra de Béjar hasta la abolición de los señoríos. Dentro de la división administrativa del Ducado de Béjar, pertenecía al llamado Cuarto de la Sierra, sitio famoso por haber sido lugar de descanso de D. Miguel Unamuno.

Navalonguilla
A aproximadamente 10 kilómetros de El Barco de Ávila, por la carretera comarcal a Navalguijo, y des­pués de pasar Navatejares se encuentra Navalongilla a los mismos pies de Gredos. Este pequeño pueblo, como todos los de la comarca a excepción quizás de el Barco de Ávila y Piedrahíta, conserva en sus edificaciones el aspecto rural tan típico de esta zona de Ávila, lo que supone una rusticidad de indudable atractivo para el amante del turismo rural. Así por las calles, corriendo por la misma puerta de las casas, discurre el agua bajo empedrados artesanales. Sus gentes, adaptadas a la dura vida serrana, viven del campo y del ganado. Su paisaje incluye zonas de pastos, bosques, y una buena parte de la sierra de Gredos. En el casco urbano está la iglesia de la Asunción y a 900 metros del pueblo se encuentra la ermita de la Virgen de los Leones.

Los Llanos de Tormes
Regado por el río Tormes, los Llanos es un nucleo de casas totalmente rodeado de montaña, situado entre las gargantas de la ladera norte de la sierra de Gredos y la Sierra de Villafranca o Cuerda de Montenegro. El municipio está cercano a El Barco de Ávila y su población apenas llega al centenar de habitantes.

San Bartolome de Béjar
Limitrofe a la provincia de Salamanca, San Bartolome de Béjar es apellidado así debido a su cercanía con la ciudad charra y a su pasado Salmantino. San Bartolomé es un pequeño nucleo de casas situadas al suroeste de la provincia de Ávila. Aunque alejado ya del río Tormes y de las altas cumbres de Gredos, este pueblo mantiene el carácter montañes de la comarca debido a su cercanía con la Sierra de Candelário y La Covatilla.

Gilbuena
Gilbuena es una localidad perteneciente a la provincia de Ávila, al suroeste de esta, muy cercana a Salamanca. Cuenta con una población cercana a los 90 habitantes. A finales del siglo XV, dentro del alfoz de Béjar, el municipio pasó junto a otros cuantos pueblos de la zona a formar parte del sexmo del Cuarto de la Sierra.

Gilgarcía
Situada al Suroeste de la provincia de Ávila, en la cara Norte de la Sierra de Gredos, a unos 91 Km de la ciudad Ávila y a 11 Km de El Barco en dirección a Plasencia. La mejor forma de acceder a ella es a través de la N-110 (Soria-Plasencia) y desviarnos en kilómetro 365. Gilgarcía forma parte del Parque Regional de Sierra de Gredos. La economía está basada principalmente en la ganadería vacuna y en menor grado, en la agricultura.

El Barco de Ávila
Capital indiscutible de la comarca que se origina en la vertiente norteña del Macizo Occidental de la sierra de Gredos, El Barco de Ávila está próximo al puerto de Tornavacas y atravesada por la N-110, carretera que soporta un pesado tráfico. Esta localidad de Ávila considerada como puerta a Gredos, atesora numerosos puntos de interés desde el punto de vista del turismo rural. En el Barco de Ávila destaca su altivo castillo medieval del siglo XIV, bien conser­vado en sus torreones y fachadas exteriores. Levantado junto al río Tormes, tiene planta cuadrada y se erije en inmejorable tarjeta de visita para los viajeros que llegan a El Barco de Ávila desde tierras extremeñas, por el valle del Jerte.
Merecen también atención el puente Viejo de la misma época que el castillo, la antigua carcel, la Casa del Reloj y la iglesia de la Asunción, situada en medio del casco urbano, con sus tejados plagados de nidos de cigüeñas.

Navatejares
Con una población de 60 habitantes, esta localidad de Ávila perteneciente a la tradicionalmente conocida comarca del Alto Tormes, está situada sobre las aguas del río del mismo nombre, entre las montañas de Gredos y la localidad de El Barco de Ávila. Navatejares, por lo tanto es en este punto, la primera población situada entre el río y la sierra de Gredos, dando acceso a su paso a un entorno de una belleza paisajística cada vez más abrumadora. De esta manera Navatejares ofrece al turista rural un entorno rodeado de naturaleza, desde donde realizar multitud de actividades.

Umbrias
Hubicado entre las provincias de Ávila, Salamanca y Cáceres. A tan solo 6 km de El Barco de Ávila, por medio de la carretera N-110 que une Plasencia y Soria. Este término municipal reúne varios anejos o núcleos de pequeñas casas rurales. La Retuerta, la Canaleja, Venta de las Veguillas, las Hustias, Casas de Maripedro, Casas del Abad, y algunos ventorros ya en ruinas. Esta zona está regada por el río Aravalle, afluente del río Tormes. Las edificaciones conservan un carácter especialmente rural dado el progresivo abandono de las casas antes de la modernización de su arquitectura. Algún anejo tiene distribuidas sus casas conformando un círculo con dos accesos principales, siendo de esta manera un núcleo de casas donde resultara más fácil proteger el ganado y los animales de granja de los ataques de los lobos. También de esta manera se guarecían del frío y la nieve del invierno. Las casas además tienen en su parte delantera la "casa del ganado", construcción en donde habitualmente se protegía de manera especial los animales más pequeños y vulnerables.

Solana de Ávila
En 1977 al municipio de Solana de Ávila se le incorporan las localidades del Tremedal, los Loros, los Mazalinos, los Narros, Serranía, Casas del Rey, la Zarza, y Santa Lucía de la Sierra. Como el resto de los municipios del Alto Tormes, Solana de Ávila pertenecía antiguamente a la provincia de Salamanca llamandose entonces Solana de Béjar. Y aunque fue en 1833 cuando se llevó a cabo la reorganización provincial, no fue hasta 1979 cuando se pasó a llamar Solana de Ávila.

Neila de San Miguel
Neila de San Miguel es un municipio de Ávila, que forma parte de la comarca del Alto Tormes, a pesar de quedar alejado ya del nacimiento del río del mismo nombre, en las gargantas de Gredos. Al suroeste de la provincia de Ávila y a 100 km de la capital de esta. Como curiosidad, se conserva una llamativa torre de campanario; una espadaña construida sobre un gran peñasco.

Medinilla
Medinilla es un municipio al suroeste de Ávila que forma parte de la tradicional comarca del Tormes. Una costumbre típica de Medinilla es que al llegar febrero en honor a San Julián, los jóvenes realizan distintas actividades celebrando con ellas su paso a adultos. Entre ellas está la ancestral corrida de cintas subidos en burro.

San Lorenzo de Tormes
San Lorenzo es la localidad más cercana a El Barco de Ávila, a tan solo 3 km de esta. Junto con su anejo Vallehondo, situado a orillas del Tormes en su bajada hacia Salamanca, San Lorenzo es uno de los municipios del Alto Tormes. Se localiza en la vertiente norte de la Sierra de Villafranca. Actualmente cuentan con una población de poco más de 50 habitantes. Aunque apenas se conservan vestigios (debido a un incendio en el archivo), se han encontrado pruebas de la presencia de asentamientos árabes en la parte del pueblo más cercana al arroyo Caballeruelo, cerce del puente romano.

Santa María de los Caballeros
Santa María forma parte de la comarca de El Barco de Ávila-Piedrahíta. Geográficamente está situado a los pies de la vertiente norte de la Sierra de Villafranca, y es cruzado por la carretera nacional que lleva a la ciudad de Ávila hubicada más al este. Santa María es la cabeza visible de otras localidades de la zona que comparten el municipio. Los Cuartos, El Collado, Carrascalejo y Navarregadilla.

La Carrera
Abrigado por la ladera sur de la Sierra de Bejar, La Carrera es un termino municipal que abarca cinco núcleos poblacionales; El Cabezuelo, Lancharejo, La Carrera, Navalmoro y La Cereceda. Perteneciente al partido judicial de Piedrahíta el municipio forma parte de la comarca de El Barco de Ávila-Piedrahíta. Por sus inmediaciones discurre el río Aravalle desembocando a llegar a Barco en el río Tormes.

Puerto Castilla
Último de los pueblos del sector suroeste de la provincia de Ávila, camino ya de tierras extremeñas. Puerto Castilla es un pequeño núcleo de casas que abraza a la carretera N­110 antes de coronar el puerto de Tornavacas. Puerto Castilla vive hoy por hoy del ganado, por lo que dedica gran parte de sus tierras a pastizales. En su casco urbano destacan diversas casas rurales antiguas, de recia arquitectura tradicional, con teja vuelta recubriendo astiales y otros muros verticales. También es célebre entre los ganaderos transhumantes que pasan por sus inmediaciones la fuente pública construida al final del pueblo, junto a la carretera. Parece ser que fue poblada por los romanos dada su proximidad a importantes rutas y calzadas romanas. Más tarde, en la edad media huvo en sus proximidades actividades belicas entre moros y cristianos, siendo este punto entre las dos sierras y sobre el puerto de Tornavacas, un enclave de especial interés estratégico.