El Valle del Tormes en el suroeste de la provincia de Ávila, desde la turística localidad de Hoyos del Espino hasta el Barco de Ávila, conforma la vertiente norte de Gredos, cuya Sierra, declarada Parque Regional en 1996 y el río Tormes, nacido en Navarredonda de Gredos a 1580 m sobre el nivel del mar, nos marcan constantemente el camino. A nuestra derecha en la solana, asomarán un rosario de pueblos coronados siempre por una alta torre exenta que nos habla del pasado artístico y espiritual de las hermosas tierras de Ávila. A la izquierda, pasando el río por alguno de los puentes más bellos que verán nuestros ojos, aparece majestuoso Gredos, entorno ideal para los amantes de la naturaleza, las actividades deportivas que proporciona la envidiable naturaleza de esta sierra (escalada, piragüismo, senderismo, rafting, esquí, quads, rutas en bicicleta, rutas a caballo, rutas en bici de montaña) y otro tipo de actividades también que aportan dinamismo a esta zona de Ávila, activando con ello la economía mediante el turismo rural. No olvide nunca el caminante que Gredos y sus rutas requieren muchas veces una compañía expertos y una máxima prudencia que permitirán disfrutar sosegadamente de magníficos paisajes (robles, pinos, alisos..) e impresionante fauna (con la emblemática Capra Pyrenaica Victoria - Cabra Montés-o el vuelo del Águila Real. Águila Imperial o el encuentro con los dos grandes Buitres Ibéricos: el Buitre Negro v el Leonado).

Desde su nacimiento en Fuente Tormella, 5 km al sureste de Navarredonda, y en su término, el rio Tormes delimita toda la vertiente septentrional del Macizo Central de Gredos. Entre dicho punto, situado a 1.600 m de altura, y El Barco de Ávila discurre en dirección E-W, salvando un desnivel de 600 m, y girando aquí bruscamente hacia el N. En casi todo este tramo va profundamente encajado, y la mayoría de las poblaciones que lo jalonan están en su margen derecha, normalmente más altas que su cauce. Es una zona de clima frío y, encima, el aire invernal, al pasar sobre los neveros de las cumbres, levanta polvo fino de nieve y lo arroja sobre los pueblos de esta conocida comarca de Ávila, a los que envuelve en una niebla densa y cegadora, fenómeno al que sus habitantes llaman «volfarina».

Los pueblos serranos de esta conocida comarca de Ávila tienen a menudo un aire pintoresco, con sus construcciones de gruesos muros de piedra como podemos apreciar en el atractivo conjunto turístico que forma Hoyos del Espino y Navarredonda de Gredos, situados en el corazón de Gredos y magníficos puntos de partida hacia la Sierra (Plataforma, Circo de Gredos y la Laguna Grande o el paradisiaco Puente del Duque) y acogedora posada en la que se agrupa una amplia oferta de casas rurales, hoteles, hostales y mesas bien surtidas. Desde allí el río Tormes nos lleva hacia Navacepeda de Tormes y el 'Pozo de las Paredes' capricho de la naturaleza. Unas aguas e impresionantes vistas donde mirar y vivir la Sierra. El bonito pueblo de Navalperal de Tormes es otro de los puntos de partida para las excursiones de montaña y la práctica del esquí de travesía. En lo alto van quedando hermosas poblaciones como Ortigosa, Zapardiel de la Ribera, Navasequilla y al final aparece El Barco de Ávila, una de las más nobles y francas puertas de Gredos. El caminante puede rodear la población siguiendo los restos de la muralla, ver el magnífico exterior del Castillo de Valdecorneja (siglo XV), la iglesia mayor de porte catedralicio, la plaza porticada y cruzar el río por un soberbio puente medieval. Además, el callejero de El Barco de Ávila esconde casas, fachadas y balconadas que merecen ser descubiertas tranquilamente a la vez que sus tascas y mesones. Dentro de la gastronomía hay que destacar las Judías del Barco de Ávila, truchas del Tormes, carnes rojas de ganado Avileño, todo tipo de legumbres y hortalizas, manzanas reinetas y dulces típicos del lugar. Tanto en Barco de Ávila como en los acogedores pueblos cercanos. Desde Bohoyo al Aravalle o desde Becedas a Navalguijo la naturaleza y la gastronomía siguen siendo las mismas.

SPuente sobre el río Tormesale de Barco de Ávila una carretera comarcal, la C-500, que corre paralela al Tormes y bordea Gredos, en la que en líneas generales los pueblos se sitúan a la izquierda de la carretera en la solana y en la que a la derecha, en la umbría, puede irse admirando toda la sierra. Una forma sumamente sugerente de realizar este recorrido sería la de ir recorriendo las torres de las iglesias de los distintos pueblos y utilizarlas como observatorios sobre la sierra de gredos. Son torres únicas en su configuración, torres exentas o al menos con entrada independiente que ya nacieron con vocación de vigías sobre los caminos y la sierra de Ávila.

Cualquiera de los pueblos bien merece una parada. Imprescindible son el conjunto de arquitectura popular de Bohoyo, el puente y la iglesia de la Aliseda, Zapardiel de la Ribera con la más colosal de las torres, Navalperal de Tormes como entrada hacia las Cinco lagunas de Gredos, Navacepeda de Tormes que además de una interesante iglesia tiene, cerca del pueblo, en la garganta de Balbellido, la más hermosa de las piscinas naturales que imaginar se puede bajo el llamado Puente de las Paredes, y finalmente Hoyos de Espino (de allí sale la carretera hasta la plataforma de gredos) y Navarredonda de Gredos como los pueblos que acogen el mayor núcleo del turismo en el Norte de Gredos, y cuentan con una buena oferta gastronómica y de ocio alternativo.

Gastronomía del Valle del TormesEntre la gastronomía de la comarca del Valle del Tormes destacan especialmente las famosas Judías de El Barco de Ávila.
Cultivadas desde hace siglos en las estribaciones del río Tormes y cocinadas según la tradición gastronómica de la zona. Las alubias o judías de El Barco de Ávila constituyen un plato único, típico de esta tierra y muy apreciado por el turista.

También, como no, se puede disfrutar de otros manjares propios de esta conocida comarca de Ávila, como son las truchas del río Tormes, las carnes rojas de ganado avileño, todo tipo de legumbres y hortalizas, o las manzanas reinetas muy abundantes en esta zona de Gredos.