gredos con nieveLa Sierra de Gredos, ubicada en el centro de la meseta y que culmina en el pico Almanzor, es un excepcional paisaje de alta montaña, formado por un sistema de bloques fundamentalmente graníticos, fracturados y esculpidos por los glaciares cuaternarios que tienen el carácter más alpino de toda la Cordillera Central. Las vistas de Gredos desde la parte baja o las panóramicas desde las cumbres son impresionantes.

Destacan las cumbres graníticas cubiertas de nieve una buena parte del año, contrastando con la vegetación de zonas más bajas en las que se mezclan los pinares siempre verdes, con las formaciones marcescentes y caducifolias más ricas en cambios de color y tonalidad. Los piornales en la Sierra de Gredos presentan un llamativo aspecto en la época de floración. Lagunas glaciares, arroyos, gargantas, ríos y torrenteras enriquecen el paisaje con el aporte de un elemento valorado: el agua, que aún mantiene en gran medida un grado extraordinario de pureza. En el Parque Regional de Gredos encontramos interesantes agropaisajes ligados al medio rural y al aprovechamiento ganadero en la cara norte, con prados de siega, ameales, abrevaderos, cerramientos de mampostería de piedra en seco, tenadas y refugios con cubiertas de piorno serrano. En la cara sur de la provincia de Ávila predomina el paisaje forestal y el agrícola, llamando la atención el generado por las explotaciones en bancales.

Los pequeños núcleos rurales aún conservan buena parte de su tipismo y en ellos es posible encontrar ejemplos magníficos de la arquitectura tradicional de Ávila con un buen aprovechamiento de elementos constructivos autóctonos como la piedra granítica y la madera. En las cubiertas de las casas predomina la teja «tipo árabe». Las diferencias constructivas en las casas rurales son acusadas entre ambas vertientes de la sierra de Gredos en función de la climatología y de los usos prioritarios.