gastronomía en ÁvilaLa gastronomía en Ávila es sin duda uno de los aspectos de mayor atractivo para el amante del turismo rural, que busca la calidad y la autenticidad en lo tradicional.
Productos de Ávila de primerísima calidad como la carne o las legumbres, unidos a la tradición culinaria propia de esta tierra, derivan en platos de un alto valor gastronómico.

En la Moraña, comarca especialmente célebre por su cocina, se puede disfrutar del cocido morañego, el cochinillo asado de Arévalo, el cordero lechal, o las sopas de ajo.
En el valle del Tormes, el plato estrella son sin duda las famosas judías de El Barco de Ávila. Alubias de una calidad incomparable cultivadas en la ribera del río Tormes, que cocinadas de la manera tradicional constituyen un guiso verdaderamente notable, muy típico de la zona.

El valle Amblés y Sierra de Ávila destaca por sus asados, como la ternera de carne de Avileño, el famoso chuletón de Ávila, el cabrito, o el cochinillo. Aunque también son muy apreciados los dulces típicos, como las famosas Yemas de Ávila, las rosquillas o los huesillos.

En la comarca del Corneja predominan los platos consistentes, muy demandados en los meses de frío. Los guisos más tradicionales son las patatas revolconas, la caldereta, el chuletón y el cordero.
En el valle del Alberche es muy apreciado el cabrito, la ternera de Ávila, los guisos de caza y las truchas del río Alberche. Sin olvidar productos como los melocotones de Burgohondo, los vinos de Cebreros o los mantecados de Hoyocasero.
En el Tiétar, la zona más templada de Ávila, son típicas las migas, las patatas en calderillo, las sopas a la cazuela, y las patatas revolconas. Además el clima es especialmente propicio para frutos como la sandía, las cerezas, o los higos.