Según un decreto en materia de alojamientos rurales recientemente aprobado por la Junta de Castilla y León, los 56 centros de turismo rural en Ávila, pasarán a ser catalogados como hoteles en aproximadamente un año.

Catalogación de las casas rurales en Ávila

En la misma resolución se establece que, de manera pionera además en el ámbito nacional, la Junta establecerá un sistema cuidadosamente estructurado por categorías para los hoteles rurales, las posadas, y las casas rurales activas en Ávila y Gredos. De manera que para esta clasificación se tendrán en cuenta 936 alojamientos rurales que actualmente se dividen en, casas rurales en alquiler (832), casas rurales de alojamiento compartido (20), centros de turismo rural (56), y posadas (28). El dictamen constituye también que las casas rurales deberán de ser únicamente de alquiler completo, si bien las casas rurales ya catalogadas como de alquiler compartido podrán seguir operando del mismo modo hasta cesar sus actividades como negocio.

En esta reestructuración, las casas rurales se clasificarán por estrellas verdes en función de las instalaciones, equipamientos y servicios ofertados, garantizando así un determinado nivel de calidad respecto al resto de alojamientos rurales de la provincia de Ávila y Gredos. También se fijará el máximo de personas que puedan habitar una casa rural permitiendo llegar hasta las 16 plazas, siendo actualmente de 10 en las casas rurales y de 50 en los centros rurales.

 

La intención de esta iniciativa es promover el turismo rural en la comunidad, incentivando la competitividad en el negocio rural y favoreciendo la iniciativa del empresario, reforzando a su vez la confianza del turista en los servicios ofertados.