Lmuralla de ávila vista as murallas de Ávila constituyen el mayor monumento de la provincia de Ávila, concebido obviamente como todo un simbolo representativo de la ciudad. La imponente construcción de piedra está concebida como el recinto medieval mejor conservado de España, nombradas ya desde 1884 monumento histórico artístico.

El origen de las murallas se considera de la época románica, aunque siempre han existido dudas sobre su levantamiento. La versión tradicional más conocida data del 3 de Mayo de 1090, cuando el obispo Pelayo la bendijo. Un total de más de 2.000 hombres comenzarían la construcción bajo las órdenes de Casandro Colonio (Romano) y Florín de Pituenga (Francés), conocidos como los “maestros de Geometría”.

Otros estudios más recientes datan la edificación de las murallas de Ávila entorno a la mitad del siglo XII.

La ciudad de Ávila vería como poco a poco su muralla iba cogiendo forma, comenzaron la edificación por la parte más oriental, ya que este sería el lugar más difícil para defender, debido a su gran llanura, continuarían por la zona norte a base de mampostería alisada y ripio. Ésta zona de Ávila al ser la más débil y franqueables, aquí la anchura y la altura de las murallas de Ávila es mayor, con 12 metros de altura y 3 metros de anchura, en los cubos de las murallas la separación es de 20 metros y su espesor de 6 metros, sobresaliendo 8 metros de la muralla. En la zona Oeste y sur, los flancos serían los últimos en levantarse, siendo ligeramente distintos, con zonas donde la altura de las murallas es más baja, al igual que su espesor, siendo éste menor que en el lado oriental y su distanciamiento con sus cubos tienen distintas medidas, seguramente por la orografía, ya que así la muralla de Ávila presentaría una mayor resistencia.

Las murallas de Ávila se han ido transformando con el devenir de los siglos y en ella se han realizado innumerables restauraciones desde su edificación, donde realizaron por ejemplo varias aperturas nuevas durante los siglos XV, XVI y XVII y en los siglos XIX y XX se consolidan las restauraciones y su restauración total en 1987, supone una de las mejores restauraciones medievales que existen en España y Europa.

La imponente construcción en Ávila de su muralla, tiene un perímetro de 2.526 metros, en ella están repartidas 9 puertas, 88 torreones o cubos, 2.500 almenas y 3 postigos y con una altura media de unos 12 metros.