Arqueología en Ávila

No muy lejos de la ciudad de Ávila, a tan solo 27 km se encuentra Cillán, un término municipal que contiene interesantes muestras arqueológicas de una de las épocas más desconocidas de la historia de Ávila. El tramo cronológico comprendido entre los siglos VIII y XII arroja poca luz sobre cómo era la vida de quienes habitaban estas tierras. Unos siglos convulsos en Ávila, sometidos a multitud de cambios culturales y económicos debido especialmente a la caída del poder visigodo y a la posterior ocupación musulmana en un espacio estratégico sometido a alternativas de reconquista. Solo mediante hipótesis y algunas referencias documentales podemos ir juntando piezas para intentar reconstruir parte del misterioso pasado que permanece escondido en esta y otras zonas de la provincia de Ávila.

El castro, pasado a llamar "Despoblado Medieval de las Henrenes", "Herrenes" o también llamado "de San Cristóbal" apenas ocupa una extensión de tres hectáreas. Conserva varias casas excavadas en un estupendo estado de preservación, habiéndose encontrado en el interior de los alojamientos restos de una iglesia, algunos utensilios agrícolas y grabados. Datos que nos indican en principio que sus habitantes estaban familiarizados con actividades ganaderas y agrícolas.