Situado en la vertiente sur de la sierra de gredos, entre la comarca de la Vera y el Valle de El Jerte, El Piornal presume no solo de ser el pueblo más alto de toda Extremadura, sino de ser escenario de una antiquísima tradición que ha sido declarada Fiesta de Interés Turístico Nacional, El Jarramplas.

El Jarramplas es una festividad que se celebra cada año los días 19 y 20 de enero en la serrana localidad cacereña de El Piornal. A pesar de estar ligada a las fiestas en honor a San Sebastián, El Jarramplas posee un indudable origen pagano que se pierde en la memoria de los tiempos.

Dejando a un lado los posibles significados que puedan haberse sumado durante siglos a la fiesta desvirtuando su simbología más antigua, la tradición más aceptada nos cuenta que Jarramplas es un ladrón de ganado que como justa reprimenda por sus fechorías es ajusticiado públicamente por los vecinos de El Piornal, quienes lo apedrean con saña arrojándole todo tipo de frutas y hortalizas, usándose finalmente en la actualidad solo nabos.

El Jarramplas se pasea así por El Piornal con una ostentosa máscara con cuernos, vistiendo un llamativo traje confeccionado con cintas de colores, y golpeando un tamboril, mientras recibe la incesante lluvia de nabos.

Sin duda alguna El Jarramplas es una de las tradiciones de más arraigo popular en el folclore de gredos.